Ruedas de Ocasión

❅❅ Especial Invierno ❅❅ • 902 14 2000 // 949 250 007

¿Qué es un neumático de invierno exactamente? Son gomas con un agarre y motricidad excepcional cuando la climatología es inferior a 7ºC.

Los neumáticos de invierno se identifican con la denominación M+S (Mud and Snow) (Barro y Nieve), junto con un anagrama con una montaña de 3 picos y un copo de nieve en el interior.

Cuando las temperaturas bajan de 7º C, los neumáticos estándar de verano sufren un endurecimiento en la goma, por lo que pierden prestaciones, mucho menor agarre, pérdida de control, frenadas más largas, etc.

Equipando el vehículo con neumáticos de invierno, su seguridad se multiplica por 4. 

Es muy común pensar que este tipo de neumático solamente vale para la nieve y el hielo y no es del todo cierto, ya que en épocas frías por debajo de 7º C, aún estando el pavimento seco sin hielo ni nieve, el neumático trabaja a su temperatura y el agarre es mayor que con los neumáticos convencionales de verano que se endurecen por debajo de dicha temperatura, por lo que pierden adherencia.

 

En España el neumático de invierno es un gran desconocido, no así en gran parte de Europa donde existe una mayor cultura de éste tipo de neumático y donde su uso está muy generalizado. ¿En España tenemos mejor clima? Sí, pero no obviemos que también hace frio y mal tiempo.

Los neumáticos de invierno, son capaces de incrementar la adherencia en tiempo frío, con sus laminas autoblocantes y compuestos de goma con Silice que favorecen el agarre.

En suelo mojado aumentan la adherencia y reducen la distancia de frenado considerablemente.

 

(Fuente Michelin)

Según las pruebas de Michelin, la distancia de frenado con bajas temperaturas sobre firme en mojado a 80 km/h es de 40 metros con neumáticos normales, mientras que con las gomas de invierno es de 34 metros. Más diferencia hay sobre nieve a 50 km/h: con gomas normales es de 63 metros, en cambio con las de invierno es de 32 metros.

  • Comparados con las cadenas, los neumáticos de invierno aumentan las prestaciones, mejoran considerablemente la tracción, garantizan un correcto guiado y disminuyen la distancia de frenado, además de no tener que parar en un arcén con el peligro que conlleva para colocar las cadenas.
  • Con neumáticos de invierno a efectos de la Guardia Civil de trafico y DGT no es necesario llevar cadenas ya que la efectividad es superior a éstas.

(Real Decreto 2822/1998, de 23 de diciembre) “Cuando sea obligatorio o recomendado el uso de las cadenas u otros dispositivos antideslizantes autorizados se deberán colocar, al menos, en el eje de las ruedas motrices dichas cadenas o dispositivos antideslizantes o bien utilizar neumáticos especiales de invierno.”

Con neumáticos de invierno se puede utilizar legalmente un código de velocidad inferior al de los neumáticos estándar de verano.